Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

10.27.2014

Justicia secuestrada



En las sociedades en las cuales prevalece el Estado Benefactor/Mercantilista, la justicia es secuestrada por los grupos de presión. Grupos que se multiplican en los países donde los gobernantes gozan del suficiente poder para otorgarles privilegios a unos cuantos en detrimento del bienestar de otros. En algunas naciones todavía los escudos constitucionales creados para evitar este abuso funcionan más o menos. Eso no quiere decir que el sistema de justicia de estas sociedades no haya sido infiltrado. Sin embargo, aún no ha sido copado por gente servil a grupos de interés de cualquier índole, como es el caso de Guatemala.

Hay quienes consideran las negociaciones entre los grupos mencionados como normales al juego o, hablando en la jerga políticamente correcta, al proceso político del ejercicio del poder, lo que me parece despreciable. En lugar de pretender justificar este hecho, quienes no formamos parte de ninguno de los grupos que se reparten el mencionado poder debemos unirnos para luchar contra los miembros parasitarios de estos colectivos que lo que buscan es vivir a costa nuestra.

Lamentablemente, el infantil enfrentamiento entre izquierdosos y derechosos, cual si fuera un partido de futbol en el cual sólo buscan meterle gol al otro bando, importándoles poco ser coherentes con sus supuestos principios, nos aleja de la vital batalla en pos de una verdadera República: donde impere el Estado de Derecho y la igualdad de todos ante la ley, en la cual se respeten la vida, la libertad y la propiedad de todos. El resultado final de ese enfrentamiento irracional es que ni unos defienden los derechos humanos (a menos que sean los de sus cuates ideológicos) ni a los otros les importa que el sistema de justicia sea cooptado por los políticos corruptos que gobiernan, dejando la defensa de la justicia en quienes han mostrado con sus acciones su inclinación por el estatismo y el intervencionismo. Que, además, promueven la violación de los derechos de unos para beneficiar a otros. Han dejado la defensa del sistema de justicia en manos de los grupos de presión promovidos por la CICIG. Los lobos cuidando a las ovejas.

No se debe repetir todo el proceso de elección de magistrados para la Corte Suprema de Justicia y para las salas de la Corte de Apelaciones. Sólo se debe repetir la elección en el Congreso ya que quienes pactaron los puestos no respetaron los tiempos estipulados por la ley. Esta elección se puede hacer por sorteo a partir de las listas elaboradas por las comisiones de postulación para evitar más injerencia de los grupos de presión. Por supuesto, para solucionar los problemas en el largo plazo y evitar que dentro de cuatro años nos veamos envueltos en una situación similar a la actual, se debe reformar la Constitución. Los legisladores tienen en sus manos una propuesta que cambiaría, para bien de todos, nuestro sistema. Esa propuesta, apoyada por más de 73,000 ciudadanos debidamente identificados, es ProReforma.


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 27 de octubre de 2014.

Etiquetas: , , , , , ,

10.20.2014

Del golpe a la ¿revolución?



Hoy en Guatemala la mayoría no trabaja gracias a que el 20 de octubre de 1944 un grupo de ciudadanos apoyados por varios militares y por el embajador estadounidense de esa época, derrocaron a Federico Ponce Vaides, a quien Jorge Ubico había entregado temporalmente el poder después de su renuncia al cargo de Presidente acaecida el 1 de julio del mismo año. Mucho se ha dicho sobre este suceso y los gobiernos electos después del golpe, menos lo que urge gritar para que se escuche hasta en el último rincón de nuestra nación: que la supuesta revolución fue un fiasco total, si acaso su fin era el progreso y la mejora en la calidad de vida de los habitantes de nuestro país.

Muchos mitos han circulado sobre este período histórico, por los cuales a la fecha la mayor parte de la población no sabe a ciencia cierta lo que efectivamente pasó. Espero que algún día la evidencia permita corregir este crimen cometido por seudointelectuales basados en medias verdades ¿o mentiras totales?, en acontecimientos comentados fuera de contexto y en embustes descarados. Tristemente, aquellos que actúan cegados por sus complejos, resentimientos y envidia, terminan favoreciendo sistemas castrantes que les hacen tanto daño a ellos como a sus semejantes: prefieren vivir miserablemente a reconocer que se han equivocado. El problema principal es que condenan a otros a existencias similares a las suyas.

Mis detractores se escandalizaran al leer este artículo y dirán que miento. Que la primavera democrática terminó bruscamente con la caída de Jacobo Arbens y que si él hubiera terminado su mandato (o hubiera ejercido el poder ad eternum al igual que los dictadores socialistas latinoamericanos de este siglo) el resultado hubiera sido diferente. ¿Diferente? Tal vez en el sentido de que estaríamos peor de cómo estamos hoy. Pero falso en todo lo demás. Lo único que cambió fue quién estaba al frente del gobierno. Al final, lo que los gobernantes posteriores a Juan José Arevalo y Arbens hicieron fue continuar con el sistema de Estado Benefactor/Mercantilista, estatista e intervencionista, que los constituyentes de 1944 eligieron por nosotros.

En nuestro país ha habido muchos golpes de Estado, pero revoluciones… ninguna con consecuencias deseables en el largo plazo. La única que pudo haber cambiado para bien de todos las condiciones en las que vivimos fue la Revolución de 1871. Sin embargo, Justo Rufino Barrios enterró los sueños de los verdaderos liberales que querían acabar con los privilegios y ansiaban vivir dentro de un Estado de Derecho donde todos fuéramos iguales ante la Ley y se respetaran la vida, la libertad y la propiedad de todos.

Necesitamos una revolución, pero una revolución que nos permita cambiar radicalmente las premisas sobre las cuales se han sostenido los sistemas políticos que hasta ahora nos han impuesto. Y para que esa revolución sea la correcta en beneficio propio, de nuestros conciudadanos y de nuestros descendientes, primero deben de cambiar las ideas prevalecientes.


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 20 de octubre de 2014. La imagen la bajé de la Internet.

Etiquetas: , , , , , , , ,

10.13.2014

¡NO al justicidio!



Conciudadanos, no permitamos la imposición de jueces comprometidos con grupos de presión. ¡De ningún grupo de presión! Combatiendo la corrupción que corroe el sistema de justicia desde su origen (incluido el proceso de elección de magistrados que debe cambiar), combatimos la corrupción en los otros poderes del Estado, los privilegios otorgados a unos cuantos en detrimento de la mayoría y las violaciones a nuestros derechos individuales.



Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 13 de octubre de 2014. La imagen la bajé de la Internet.

Etiquetas: , , ,

10.06.2014

Ménage à trois patriótico



Cuando leí sobre la alianza entre la pandilla de Manuel Baldizón y el partido (en pedacitos) Patriota, pensé que tal vez Roxana Baldetti había optado por cambiar su estilo de vida política de monógama seguidora de un solo hombre, Otto Pérez Molina, por el tan de moda swingerismo: el intercambio de parejas en la cama para reavivar la monotonía en la cual caen algunas relaciones. Lo que, según los rumores dispersados por algunos conocidos de la pareja presidencial, hace tiempo viene haciendo Pérez Molina.

Sin embargo, cuando el mismísimo Presidente salió a defender públicamente tal componenda ¡perdón, los acuerdos! se me prendió el foco. En la cama no solo retozan Roxana y Meme: el tálamo nupcial lo comparten con Otto. En fin, somos testigos de un tradicional trío, de un threesome, de un hogar de tres… en este caso unidos por el placer de ejercer el poder.

Por cierto, si el hecho comentado estuviera restringido a la esfera privada de los mencionados, no sería de ninguna importancia para los demás lo que ellos decidieran hacer con sus existencias. El serio problema de esta alianza es que las acciones de los involucrados nos van a afectar a todos, y los frutos de esta relación considerada por algunos incestuosa (son lobos de la misma loma…) los vamos a tener que pagar el resto.

Varias de las criaturas procreadas por esta unión ya vieron la luz del día. Entre éstas puedo mencionar a la nueva dupla designada por el Congreso para representarlos en la Junta Monetaria (Gudy Rivera y Álvaro Trujillo), a las cuarenta y dos salas de apelaciones y a la próxima Corte Suprema de ¿Justicia? del ¿Organismo Judicial?, este último cada vez más supeditado al dúo mandatario. Están pendientes de nacer, con amenaza de los rojos de abortar los engendros negociados, más préstamos con organismos internacionales, los observadores morbosos de la actividad de la trincay una nueva multimillonaria emisión de bonos.

O sea, más deuda para los esclavizados tributarios. A pocos escapa el hecho de que la mayoría de este dinero se va a destinar primordialmente a dos cosas: a aumentar la ya cuantiosa fortuna mal habida de los implicados en este triángulo y a financiar la actual campaña política de sus respectivas maras. Por supuesto que también se van a beneficiar aquellos que han facilitado el éxito de este pacto entre amantes de lo ajeno cerrado en el Hades.

Y mientras los amancebados descansan después de la productiva faena, usted ¿decide empacar y marcharse? ¿Solo observa, como lo hacen los complacientes burócratas internacionales que parecen ser el colchón de la movida? ¿Se pone a llorar sintiéndose impotente ante la permanente violación de sus derechos individuales? ¿Se indigna y despotrica en las redes sociales en contra de los corruptos que nos gobiernan o nos quieren gobernar? ¿Acaso se ha preguntado qué más puede hacer para acabar con este robo descarado a mano legislada? El ciudadano es el principal actor de cambio, pero para serlo debe actuar. ¿Usted qué hace?



Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 6 de octubre de 2014. La imagen la bajé de la Internet.

Etiquetas: , , , , , ,

9.29.2014

EI: ¿Estado Islámico o Indígena?



El asesinato reciente de ocho personas en los Pajoques, sumados al asesinato anterior de otros cinco pobladores y muchas violaciones más a los derechos individuales de los habitantes de San Juan Sacatepéquez, me llevan a preguntarme si es mucha la diferencia entre personajes como Daniel Pascual del Comité de Unidad Campesina (CUC) y Abu Bakr al-Baghdadi, el autonombrado califa del llamado Estado Islámico que tiene aterrorizada a la mayoría de la población de Irak y Siria.

Recién creó su Estado Islámico, al-Baghdadi impuso la sharía, ordenó la mutilación genital para todas las mujeres entre 4 y 45 años, entregó las jóvenes que eran vírgenes a los soldados yihadistas, obligó a todas las mujeres a cubrir sus rostros (incluso los maniquíes en las tiendas) y expulsó a los cristianos además de marcar sus casas, robar sus bienes, violar a sus esposas y asesinar a sus hijos. Ha mandado a decapitar, masivamente y en público, a quienes se niegan a convertirse a sus creencias y a reconocerlo como monarca absoluto, incluyendo a niños y a bebés cuyas cabezas dejan expuestas en las plazas públicas para amedrentar al resto. Y lo anterior apenas es una parte de todos los crímenes que este iluminado ha perpetrado.

¿Podría intentar Pascual fundar su Estado Indígena en Los Pajoques? Total, ya los criminales relacionados con el CUC, organización que sirve de fachada a varios de los grupos terroristas que operan en el interior de nuestro país, acabaron con la mayoría de representantes adultos de la familia que le dio su nombre a la mencionada comunidad: los Pajoc Matz. Además de asesinar a los trece citados en el primer párrafo, han torturado a quienes han osado trabajar en la Cementera San Gabriel y han apoyado la construcción del Anillo Regional. Han violado mujeres enfrente de sus esposos e hijos, han violado a sus hijas, les han pasado ramas de chichicaste en sus genitales (también lo hacen con los hombres) y les han cortado y arrancado el cabello, sinónimo de honra en su cultura. Tanto a mujeres como a hombres les han tapado el ano con pegamento, los han golpeado hasta dejarlos incapacitados y mantienen atemorizados a los habitantes del área bajo la amenaza de que los próximos serán ellos si no obedecen sus órdenes.

Así como al-Baghdadi cuenta con sus soldados del califato (Yund al Jilafa), Pascual tiene a sus cobardes encapuchados, supuestos miembros de autopatrullas civiles, que muy lejos están de velar por la seguridad y el bienestar de los vecinos del área. Son más bien ellos quienes tienen intimidada a la mayoría, y son ellos los responsables de las principales violaciones a la vida, a la libertad y a la propiedad de los comunitarios. ¿Cuándo van a dejar los gobernantes de fingir que hacen algo por el bien de la gente, para cumplir a cabalidad con sus obligaciones de dar seguridad y velar porque haya justicia? ¿Hasta cuándo los ciudadanos vamos a seguir tolerando las monstruosidades que cometen los pocos antisociales que nos tienen sometidos? Hasta cuando…


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 29 de septiembre de 2014. La imagen la bajé del sitio lanoticiaenguatemala.com

Etiquetas: , , , , , , , ,

9.22.2014

La CICIG es un grupo de presión



Y no es cualquier grupo de presión. Es uno de los grupos más poderosos, a pesar de que no cuentan con el apoyo de la población guatemalteca, fuera del respaldo que le dan algunos grupitos de presión locales y algunos periodistas usando sus medios de comunicación.

Por cierto, si fuera verdad lo que el actual Comisionado, Iván Velásquez, dijo en una conferencia de prensa el pasado 16 de septiembre sobre su preocupación por la forma en la cual se están llevando a cabo los procesos de selección de candidatos para las Cortes de Apelaciones y la Corte Suprema de Justicia ("Lo hacemos… con el único propósito de contribuir a la construcción de un sistema de justicia independiente, imparcial, idóneo, apto para enfrentar el incremento siempre ascendente del crimen organizado"), estarían proponiendo cambios objetivos al proceso de elección como, por ejemplo, que este no dependa de la voluntad de nadie, sino que se hiciera por sorteo.

Al fin, lo que en realidad les preocupa es que no queden sus candidatos: aquellos a los que pueden manipular y/o comprar. Aunque, considero que el principal motivo que los lleva a figurar por estas fechas en los diarios, las radios y la televisión nacional es su deseo de que se prorrogue su cómoda vida y las de sus compañeros de ¿trabajo? al frente de este ente.

No tengo ninguna duda de que los politiqueros, los ladrones que se encuentran en el ejercicio del poder (y aquellos que quieren llegar a ejercerlo), estén utilizando todas sus influencias para que elijan a inmorales que sean fácilmente comprables, y así asegurar que no los van a perseguir legalmente cuando no estén protegidos por el privilegio al antejuicio del cual gozan. Pero este hecho no implica que las intenciones de los grupúsculos que se adjudican una falsa representación de la abstracta sociedad civil sean distintas a las de los primeros. Todos, lo único que buscan es vivir a costa de los demás que, en su mayoría, observan en silencio como se desintegra nuestra sociedad concreta.  

Hasta que quienes ejercen su derecho al voto entiendan que la única forma de cambiar las cosas para bien de todos en el largo plazo, aún para el bien de los menos productivos, es cambiando el Estado Benefactor/Mercantilista por un verdadero Estado de Derecho (donde todos seamos iguales ante la ley y que los gobernantes NO tengan el poder para otorgar privilegios a ninguno), continuaremos deslizándonos por la pendiente que nos lleva directo a un caos que podría terminar en un conflicto armado similar al que vivieron nuestros padres y abuelos en el siglo pasado.

Podemos evitarlo, pero esto dependerá de nosotros, no de burócratas prepotentes y arrogantes cuyo único interés es su propio bienestar. Si hubiesen querido aportar a construir un sistema de justicia en Guatemala, no hubieran recurrido a la mentira, a la extorsión y a la compra de testigos, solo por mencionar algunas de las capacidades y habilidades que, lamentablemente, los señores de la CICIG trasladaron a los fiscales nacionales.


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 22 de septiembre de 2014.

Etiquetas: , , , , , ,

9.15.2014

Libre frente al viento



Hoy pensé en el himno nacional de Guatemala, que en una estrofa reza: “Libre al viento tu hermosa bandera”. Pensé que más allá del juicio de valor en lo que respecta al símbolo patrio que menciona el autor del canto a mi nación, lo que sería verdaderamente hermoso es que los libres fuéramos nosotros: todos los hombres y las mujeres del planeta. Quisiera que todos valoráramos y cuidáramos tan preciado bien: condición sine qua non para quienes queremos vivir en sociedad, vivir en paz y vivir felices.

Enfatizo que esa libertad debe ser vivida enfrentando a los vientos que intentan llevarnos en dirección contraria a la que nosotros hemos elegido. Saber quién queremos ser y cómo queremos vivir nuestra vida única e irrepetible, nos da la fortaleza de plantarnos firmemente frente a cualquiera que intente parar nuestro camino o que pretenda decidir por nosotros qué hacer con nuestra propiedad primigenia: nuestra propia existencia.

Soy objetiva, amo vivir en libertad y reconociendo la realidad. No vivo de fantasías ni invenciones humanas que pretenden liberarnos, sin éxito, de asumir nuestras responsabilidades. No creo ni en el Estado dador de todas las cosas ni en seres divinos sobrenaturales que se hacen cargo de mis problemas. Creo en mí y en las personas que he elegido para compartir mi vida. Creo en lo que puedo probar que existe.

Sin embargo, como lectora empedernida que soy, suelo fantasear como lo hace la mayoría cuando se sumerge en sus lecturas. En una de esas ocasiones, pensé en cuáles serían los tres deseos que le pediría al genio de la botella si yo fuese Aladino. Pensé que le pediría que desempolvara el sentido común, no contradictorio, de las personas; que les quitara las telarañas que les impiden razonar para hacer entrar en razón al corazón; y que le eliminara el óxido a la capacidad de elegir de la gente, óxido que les hace temer al ejercicio de la libertad individual por la responsabilidad que esa decisión conlleva.

¿Por qué no pedir, de una vez por todas, vivir en paz, dentro de un Estado de Derecho donde todos seamos iguales ante la ley y se respeten la vida, la libertad y la propiedad de todos, quitando los obstáculos de nuestra ruta personal que nos lleva a la felicidad? Porque, para que ese ideal sea sostenible en el largo plazo, para que no dependa de la caprichosa voluntad de nadie, debe ser elegido por convencimiento: no debe ser impuesto.  

Más que vivir en un Estado independiente, debemos aspirar a ser libres. Entender qué significa ser libre. Abrazarnos a la Libertad con todas nuestras fuerzas y pelear por ésta con toda nuestra inteligencia. Porque de esa batalla, la batalla por nuestra libertad en concreto no en abstracto, depende nuestro presente y nuestro futuro. Porque solo saliendo victoriosos de ese enfrentamiento intelectual vamos a evitar que hoy y mañana se derrame más sangre de inocentes. Pelear por un ideal más importante que la independencia nacional: pelear por nuestra libertad individual.



Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 15 de septiembre de 2014. Las imágenes que fueron utilizadas para el collage fueron tomadas por mí y por Alcy Martínez, el sábado 31 de mayo de 2014, en la develación de “El Gigante de Cayalá” del escultor Walter Peter.

Etiquetas: , , ,