Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

1.14.2013

Voto nulo redimido




Hoy cumplió Otto Pérez Molina un año como primer mandatario de la República de Guatemala. Un año en el cual la mayoría de quienes votaron por él se sienten decepcionados, desencantados, traicionados. Un año en el cual, en lugar de hacer propuestas para eliminar los obstáculos que hay para la creación de riqueza y de trabajos productivos, optó por apoyar propuestas populistas para satisfacer a los dirigentes de los grupos de presión que pululan en nuestra nación.

Aún peor, impulsó y pasó de urgencia nacional (comprando el voto de muchos diputados arrastrados) un nuevo paquetazo fiscal que castiga todavía más a quien intenta trabajar y crear. Un aumento de impuestos basado en premisas falsas. Un sistema impositivo injusto, que le quita a quien produce, para entregarlo principalmente a los gorrones, a los saqueadores, a los resentidos que se regodean de la aparente indefensión de los ciudadanos que obedecen sin chistar ante la amenaza de irse presos si no se prestan dócilmente a la expoliación de la cual son víctimas.

Y todo lo anterior es apenas una pequeña parte de los errores del gobierno del Partido Patriota que asumió el ejercicio del poder hace un año. Si me pongo a comentar todos los escándalos de corrupción que hemos conocido (¡cuántos más serán!) ni siquiera para listarlos me alcanzaría el diario entero. Corrupción consentida por el Presidente y su Vicepresidente, Roxana Baldetti. Y no se necesita ser muy ágil mentalmente para entender por qué se hacen de la vista gorda ante el descaro con el cual se roban el dinero de los tributarios.

Hoy es, a mi parecer, un día ideal para recordar y reivindicar mi decisión de votar nulo para Presidente y Vicepresidente, la cual compartí con mis lectores el lunes 5 de septiembre de 2011: “Mi voto para presidente… será nulo…. La mía es una decisión propia: un juicio independiente, producto de mi mente. El resultado de un proceso lógico cuyo objetivo es ser coherente conmigo y mis valores. Ser íntegra. Nunca votaría en contra de mis principios. Esa acción es, a mi parecer, la peor traición”.

“Yo actúo en pos de aquello que valoro. [En este caso, voto] Por aquellos con quienes comparto una escala similar de valores. Por quienes considero que coincidimos de alguna manera en un código moral… Votar es un verbo que nos muestra el sentido de la vida de quien lo ejerce… comparto muy poco, en algunos casos nada (ni valores ni código moral), con los candidatos actuales a presidente del Organismo Ejecutivo… Votaré por lo que me importa… Votaré por mí y por mis seres queridos. Votaré por un gobierno de leyes y no de reyes”.

Si queremos que mejoren las condiciones de vida en Guatemala, debemos cambiar el régimen de corte presidencialista, el sistema de Estado Benefactor/Mercantilista que impera, por un Estado de Derecho, donde el ejercicio del poder sea limitado a las funciones esenciales del gobierno dentro de la idea republicana a la que aspiramos los ciudadanos responsables, productivos y conscientes del país.


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 14 de enero de 2013. La imagen se explica por sí sola, y ya la compartí con anterioridad.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

4 Comments:

  • ¿Sabía usted que es delito tomar fotografías a los votos?

    By Blogger Javier Bonilla, at 12:01 p.m.  

  • corrección NECESARIA
    para los chapines que
    nos dejamos impresionar cada 4 años
    creyendo que las personas y no los proyectos de personas comprometidas son las que generaran el cambio que CHAPINLANDIA necesita...

    By Blogger E. Samuel G Chávez., at 2:33 p.m.  

  • NO es delito fotografiar uno SU voto. El voto secreto es un derecho, no una obligación. La fotografía la tomé con el permiso de los encargados de la mesa y del responsable de mi centro de votación.

    By Blogger Marta Yolanda Díaz-Durán A., at 6:08 p.m.  

  • Hasta ahorita vi la respuesta. Pues yo estuve en una mesa electoral. Parte de mis atribuciones era garantizar la secretividad del voto y si no lo hubiera hecho incurría en un delito (según el Reglamento de la Ley Electoral). Por lo mismo era prohibido que las personas tomaran fotos en el centro de votación. Esto se hace con el afán de evitar la compra de votos. Lastimosamente las personas de esa junta receptora de votos no siguieron las reglas, algo que nos tiene hundidos como sociedad.

    By Blogger Javier Bonilla, at 7:41 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home