Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

8.22.2016

La incapacidad del gobierno



El gobierno actual, como lo fueron los anteriores, es incapaz de cumplir con su función primordial: velar porque se respeten los derechos individuales de los habitantes del país. Y, en caso estos sean violados, también es obligación de los gobernantes garantizarle a las víctimas de tales violaciones que serán compensadas por quien sea el o los responsables de la violación. En pocas palabras, deben asegurarse de que haya seguridad y justicia para todos aquellos que cumplan con respetar los derechos de los demás.

Es más que evidente que la dispersión de las responsabilidades de los gobernantes que promueve el Estado Benefactor y Mercantilista que impera en Guatemala, les ha facilitado a los mencionados evadir la realidad y pretender justificar su ineptitud con la excusa de que no les alcanza ¡no importa cuánto expriman ya a los tributarios! el dinero que recaudan. Una mentira descarada que les sirve de pretexto para aumentar los impuestos. Lo único que de verdad les interesa y les preocupa a quienes llegan al ejercicio del poder, independientemente del discurso político que les haya permitido lograrlo, es idear nuevas maneras de expoliar a los miembros productivos de la sociedad.

Algo de cierto tiene el nombre que eligieron para el nuevo paquetazo de tributos que nos pretenden imponer, “Ley de recuperación de la capacidad fiscal del Estado”: les interesa a ellos, a quienes creen que ejercen el poder, fortalecer sus facultades para despojar a la mayoría de la poca riqueza que han logrado crear a base de su esfuerzo personal. Poco les importa, más allá de la demagogia electorera que nunca acaba, las condiciones miserables en las que viven los considerados pobres crónicos y el hecho de que cada vez hay más personas que se empobrecen en lugar de mejorar sus ingresos reales y por ende su poder adquisitivo.

El Estado es sólo una abstracción a la que recurren los politiqueros y los grupos de presión cada vez que quieren sangrar al resto. Ni es débil ni fuerte. Débiles o fuertes sólo pueden ser los individuos. Y en Guatemala los débiles somos los ciudadanos que somos obligados a mantener una estructura burocrática estatal parasitaria y a los inútiles que son electos para gobernar. Lo anterior no va a cambiar, hasta que reformemos RADICALMENTE el sistema de incentivos perversos dentro del cual vivimos.

Estoy cansada, como la mayoría, de tanta farsa y embustes de los gobernantes, que además de robar ¡legalmente! lo que es legítimamente nuestro, nos insultan creyendo que nos tragamos los cuentos con los cuales intentan fregarnos más. Qué Jimmy Morales deje de orar y llorar, y se ponga a trabajar. Si no sabe hacer nada más que actuar, que regrese a los teatros con sus tragicomedias. No ha hecho nada de lo que ofreció en su campaña que valía la pena que cumpliera, como por ejemplo acabar con la corrupción y no subir impuestos. O lo recuerda él, o alguien se lo va a recordar de una manera que podría resultar lamentable. Basta de shows. Estamos hartos.


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 22 de agosto de 2016.

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

  • DE LAS SERIE INMORALEJAS

    XVII
    ¿Ni corrupto, ni ladrón?
    vaya expresión sin-vergüenza,
    que al final fue solo ofensa
    del comediante burlón.
    Hoy avanza la nación
    por la misma senda espesa,
    y seguimos siendo presa
    de la corrupción y el miedo,
    y aquel atol en el dedo
    lo usamos de sobremesa.

    XVIII
    Si dijo que impuestos, no,
    y ahora resulta que si,
    con que cara viene aquí
    a mirar al que votó.
    Que descaro, digo yo,
    que moralidad tan baja,
    ¿integridad? pura paja,
    presentarse inmaculado
    y al estar encaramado
    aplastar al que trabaja.

    By Blogger Danis Rodríguez, at 1:32 p.m.  

  • La verdad queda una vez mas evidencia que no existe político alguno que pueda guiar este barco, y es por eso que se necesita un líder, de los que no existe para este puesto, porque tendría que ser un líder corrupto, (no como aquel que fracaso con el supuesto líder).

    Si es cierto, yo vote por usted y de tal forma que tengo el derecho de exigirle que cumpla con lo que prometió, sino pues renuncie y trabajemos sin gobierno que la verdad es un gobierno en quiebra.

    Ya con lo que pagaron las empresas que son mas de 1,500,000.00 o mas tiene para cubrir dos años o mas si quietan los dis que recursos que tienen fantasmas.

    Que pasa en una empresa que compite en el mercado, presupuesta el siguiente año y calcula si va ha ser realizable o no, si no puede empieza a cortar los gastos innecesarios.

    Cuales son esos gastos que matan a los ciudadanos de este país;

    Millones que ni ellos sabe de las plazas fantasmas
    El pago millonario a empleados con salarios ireales sin las competencias del caso
    Sigue la corrupción en adunas y sat
    Y el falso Guatecompras que no es mas que una herramienta de robo, ahí se ingresa lo que ellos quieren no los generales para que puedan competir legalmente las empresas y no los amigos de los politicos
    Hay que ver como esta ese negocio de la tarjeta solidaria para ver cuanto se quedan ellos
    La contralorea no funciona porque procede después del robo y que nos importa que nos digan lo que ya sabemos mejor ese millonario presupuesto utilizarlo en algo que sea mas productivo
    Y los sindicatos donde quedan con los millones que se quedan dirigentes y abogados que les asesoran donde esta la sisig para investigar o la entidad encargada de lavado de bienes

    En fin si seguimos no necesitamos subir impuestos mejor incentiven a los inversionistas y dejen de hacer mas terrorismo que nos vamos a quedar sin inversionistas.

    Vasta ya.







    By Blogger Cesar Llamas, at 9:47 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home