Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

10.19.2015

55 mil millones de quetzales



El techo del Presupuesto de malgasto y despilfarro de los gobernantes para el año 2016 NO debe pasar del monto que proyectan recaudar: o sea, del dinero que calculan que nos van a poder exprimir el año entrante. A estas alturas del partido, es perder el tiempo explicar por qué es absurdo, bajo cualquier contexto, pretender gastar más de lo que ingresa. Los que todavía siguen sosteniendo esta idea falsa son algo más que ingenuos o unos pícaros descarados que tienen la intención de quedarse con una buena parte de todo lo que ingrese a las arcas públicas, y les es irrelevante el daño que hacen en el largo plazo al progreso y la mejora en la calidad de vida de todos. Lo anterior es aplicable a todo individuo y a toda sociedad.

En lugar de preocuparse por la opción de deuda supuestamente más barata (los Eurobonos según los burócratas del Ministerio de finanzas) debemos enfocarnos en CÓMO reducir el presupuesto a un gasto máximo de 55 mil millones de quetzales. No debemos dejar que nos engañen más con el uso incorrecto del término inversión en el contexto de un gobierno. Inversión sólo hay cuando se utiliza capital para transformar recursos en riqueza y eso sólo se da dentro del ámbito privado. Los gobernantes SOLO gastan lo que otros crearon. Este puede ser el momento en el cual los mandantes (no lo van a hacer los gobernantes: a ellos les conviene el estado actual de las cosas) nos cuestionemos acerca del mandato que damos a nuestros mandatarios.

Repito lo dicho en mi artículo anterior: “El robo de nuestros impuestos se da en la ejecución del Presupuesto de malgasto y despilfarro de los politiqueros en el ejercicio del poder. El llamado Presupuesto General del Estado, que no es más que la forma en la cual legalizan la repartición del botín. El botín son los impuestos que pagamos todos los meses los tributarios, obligados a entregar una parte sustancial de la riqueza que hemos generado a base de nuestro esfuerzo mental y físico… Unos pagan más, otros pagan menos, pero todos pagamos, aún aquellos que trabajan dentro de la economía informal, ya que cada vez que consumen un producto o usan un servicio que está controlado por los terroristas fiscales de la SAT, el precio del bien o del servicio lleva cargados los impuestos respectivos”.

También les recuerdo que si es verdad que los gobernantes no tienen dinero para cumplir con sus compromisos no es culpa de nosotros, los tributarios. Es culpa de los corruptos que se robaron nuestro dinero aprovechando el sistema de incentivos perversos, injusto e inmoral, que prevalece en nuestro país. Debemos ser cada día más los que nos oponemos por todos los medios pacíficos posibles al abuso del poder y al uso de la fuerza estatal para violentar nuestros derechos y esquilmarnos: no permitamos que los criminales que, lamentablemente, llegan a ocupar cargos públicos, continúen aprovechándose de la bondad y la credulidad de la mayoría para vender fantasías que sólo benefician a los parásitos y a los oportunistas.

                                                                                                       

Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 19 de octubre de 2015.

Etiquetas: , , , ,

1 Comments:

  • El endeudamiento reciente que acaba de aprobar la Junta Monetaria es totalmente atroz. Cómo pudo la Junta Monetaria aprobar tan precipitadamente? Ahora el gobierno transitorio de Alejandro Maldonado podrá hacer barredera también, asegurándose de no dejar
    nada URGE que el pueblo sepa las estadísticas espanta les, para crear más conciencia... Pienso que todavía el pueblo
    No ve los números, yo me incluyo.
    Habrá que promover una ley de austeridad, principiando por el CONGRESO. El monto total de las plazas fantasma deben ser reembolsadas al fisco.
    AUSTERIDAD de gastos es lo que procede, principiando con los más altos cargos, gastos de representación, Parlacen, y similares, luego ajuste de salarios, el ejército podría ofrecer una voluntaria reducción de gastos, al fin y al cabo, la educación recibe tan solo 3%, y ellos... cuánto recibirán? Nos urge la educación, la función de los maestros es urgencia. De los militares, en cambio, no es urgencia para nada, podrían ayudar con eliminar la criminalidad, pero según informes, más bien la han propiciado.
    AY PATRIA MÍA... Pero el pueblo noble no se rinde!


    By Blogger Ileana Gonzalez, at 4:57 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home