Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

10.01.2007

En lo alto del cerro


Paredes contó que subió a encontrarse con Dios, pues el Señor lo llamó desde el monte y le dijo: anúnciales mis palabras a los habitantes de Cerro Alto. Paredes relató el linchamiento de un delincuente en San Juan Sacatepéquez. Paredes, aferrado a su inseparable Biblia, describió cómo, ante la amenaza de la pena de muerte, más de cien pandilleros entregaron sus armas:

“Lastimosamente, ya estábanos cansados de tanta situación que vivía nuestra población, tanta intimidación, tanto robo, tanto asalto, y sucesivamente esto fue una situación que le oramos mucho a Dios... Fue una fecha inolvidable, que fue el día 9 de septiembre del 2007… Nosotros nos organizamos y le pedimos la guianza a Dios, primeramente, verdá, para poder actuar…

Unos niños me dijeron: Paredes, fíjese que aquí abajo hay unos tres muchachos que no son de acá. Entonces nosotros organizamos un grupito como de unos ocho o diez, y bajamos al sector y les pedimos documentos de identificación... Yo les dije están seguros muchachos que son de aquí. Y me dijeron: pues así es. Entonces les dije yo: vamos a ir con sus papás para que tomen cartas en el asunto. Y sucesivamente así lo hicimos. En eso tres niñitos, que decirle, de unos ocho, diez años, pegaron la carrera a un lugar céntrico… e intentaron dar la alarma acerca de lo que nosotros estábanos agilizando…

Proseguimos y lastimosamente en ese momento salió este muchacho [Mynor Cotzayaj] y actuamos y le dijimos, muchacho, queremos hablarte en el amor de Dios… Entonces él me dijo: pues a mí nadie me manda… Dialogando estábanos cuando soltaron un disparo… Por un momento nos intimidamos… En ese momento Dios, pues usó medios… seguimos con la persecución.

El muchacho volvió a tratarnos mal y la turba se enojó tanto… El problema fue berlo soltado. Cuando lo soltamos, él inmediatamente pegó la carrera, y gritó un grito fuerte pidiendo auxilio y que no teníamos la capacidad y pantalones para dominarlo. Entonces la turba enardecida lo persiguió y le dio caída o lo agarraron, para más claro, en un terreno baldío. Ya iba bastante golpeado. Ya le habían dado ciertos golpes como para hacerle reflexionar… él gritaba que nosotros no éramos competentes. Entonces yo le dije, hay competencia porque Dios está con nosotros… el muchacho, de una y otra manera, decía que no había quién lo dominara… Cuando nosotros vimos el centro estaba totalmente lleno de la población y dijeron: estamos con todos. Nosotros queremos que haya paz y tranquilidad…y lastimosamente tuvieron que actuar en prenderle fuego.

Nosotros lo que queremos es una población tranquila como hace muchos años lo era. Entonces seguimos el proceso y les dije: Señores, hoy más que nunca reflexionemos… y entonces la población acató el llamado… con la ayuda de Dios están entrando a una vida mejor”.

Lo que Paredes no mencionó es que Dios está cansado de ser responsable de las acciones sin consecuencias de los hombres.

Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 1 de octubre de 2007.



La fotografía fue publicada en el diario guatemalteco "elPeriódico".

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

  • Dios no es responsable de las acciones de los hombres a menos que sean paralelas a su doctrina.

    Asi como nadie mas que usted es responsable de lo que ud. escribe.

    En Genesis 1:27
    SE INDICA QUE DIOS CREO AL HOMBRE
    PARA SEÑOREAR LA TIERRA.
    LA FORMA EN QUE LO HAGA ES LO QUE LO ACERCA O ALEJA DE EL.

    LO QUE SI ESTA CLARO ES QUE EL HOMBRE TIENE POTESTAD PARA ACTUAR EN EL NOMBRE DE DIOS A TRAVEZ DE CRISTO.

    PRECISAMENTE POR ESTE PUNTO FUE QUE SE REESATBLECIO LA IGLESIA DE CRISTO AQUI EN LA TIERRA.

    CLARO ESTA QUE LO QUE PASO EN LO ALTO DEL CERRO NO ES DIVINO.

    Y VENDRAN; HAN HABIDO Y HAY FALSOS PROFETAS.

    By Anonymous Anónimo, at 5:15 p.m.  

  • MY. Este relato me pone los pelos de punta, es terrible que vivamos en este oscurantismo. Mis halagos para un artículo tan bien escrito (como siempre)

    Y a la persona anónima que ha dejado su comentario antes que el mío: entiendo muy bien a que se refiere cuando dice que el hombre tiene potestad para actuar en "el nombre de Dios a travez de Cristo" y sé que usted es consiente de que este tipo de acciones no vienen de una guía divina. Creo que debemos recordar que Cristo nos mostró un estilo de vida que resume la ley y los profetas en un sólo verso: "Amaras a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo" y, claro está, ese amar al prójimo incluye no golpearlo y prenderle fuego sin siquiera darle la oportunidad del debido proceso.

    Saludos

    By Anonymous Gustavo Abril, at 2:17 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home