Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

5.21.2007

Padre Nuestro


¿Por qué casi no se menciona a la principal víctima del sistema de organización social llamado Estado benefactor, ese que es la raíz de nuestros males? Esa víctima omitida, la responsabilidad individual, la cual desaparece en un orden interventor que, tristemente, pretenden fortalecer muchos expertos que vienen a pasear a nuestro país, quienes con sus discursos poéticos encantan a tantos que prefieren ignorar que las personas SIEMPRE van a actuar para satisfacer sus necesidades propias y las de los suyos. Velamos primero por nosotros y no por conceptos abstractos como pueblo o nación. Expertos en pedir a los otros que actúen contra su naturaleza, mientras ellos sí responden a sus fines propios. Qué dealpelo.

Imagino que aquellos creyentes en estas ideas socialistas, colectivistas, rezaran de la siguiente manera: “Padre nuestro que estas en el Estado Benefactor, reflejado en las Constituciones de los países del tercer mundo en eterna vía sin desarrollo. Santificadas sean tus reglas positivas. Vénganos tu populismo. Hágase la voluntad del legislador, así en el Ejecutivo como en el Judicial. Danos hoy la costra propia de todos los días para no dejar fluir la conciencia y el sentido común que nos harían renunciar a ti. Perdona los abusos de poder de los gobernantes hasta que llegue nuestro turno de gobernar, así como nosotros perdonamos a los ciudadanos que nos cuestionan los escándalos y sus consecuencias. No nos alejes de la corrupción más líbranos del penal”. ¿Amén?

Es irónico que aquellos que alaban chuladas como aumentos impositivos (directos y más progresivos) y redistribución de riqueza, y además critican la utilización de la fuerza pública para reprimir a los antisociales (porque viola, dicen, sus derechos humanos), luego cuestionen por qué disminuye la inversión.

Y si a lo anterior sumamos la falta de respeto a la propiedad, la libertad y la vida de las personas, imagine el panorama. Esto sin olvidar la casi inexistencia de justicia y certeza jurídica. Y el deterioro detallado con anterioridad, se da a pesar de que año con año crecen los ingresos fiscales y los GASTOS de los gobernantes, yéndose la mayoría de ese dinero a complacer a líderes de grupos de presión y a gorrones. En fin, pocas opciones nos van quedando a la mayoría, entre ellas, pasar a formar parte de la informalidad o emigrar.

Para acabar con la pobreza se necesita creación de riqueza. ¿Acaso no es éste un hecho lógico? El Estado benefactor, independientemente de su eufemístico nombre, lo que logra en el largo plazo es generalizar la miseria. Más allá del discurso, SIEMPRE van a prevalecer los fines y los intereses individuales: para alcanzarlos les sirve el poder a los hombres. Y también a las mujeres.

Una vez adultos, en pleno uso de nuestras facultades ciudadanas, ¿por qué vamos a seguir clamando por un padre protector que dirija nuestras vidas? Asumamos la responsabilidad que conlleva existir.


Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno” el lunes 21 de mayo de 2007.

Etiquetas: , , ,

10 Comments:

  • REENFOQUEMOS EL PANORAMA YA QUE SIEMPRE VAMOS A ESTAR QUEJANDONOS DE ESTA PARADOJA DE ESTADO BENEFACTOR, PROPONGO ENFOCAR A EL TEMA PRODUCTIVO INDEPENDIENTEMENTE DE TODOS LOS OBSTACULOS QUE HOY POR HOY EXISTEN EN LA SOCIEDAD GUATEMALTECA. QUE TAL LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA.

    By Blogger Unknown, at 12:47 p. m.  

  • COMPARTO SUS PALABRAS UN 95% ya que el estado benefactor como usted lo llama a mi Nunca me ha dado nada jajaja.

    Y por otra parte necesitamos normas para vivir.

    By Blogger Kaibilgt, at 9:23 a. m.  

  • Por favor, solo respondanme una pregunta. Italia,Alemania, Francia, Gran Bretana e incluso Estados Unidos no son Estados Benefactores? si o no?
    de que manera han generalizado la pobreza? pregunto...
    y eso de "benefactor" fue adoptado despues de la segunda guerra mundial, no?

    By Anonymous Anónimo, at 4:36 p. m.  

  • "Anónimo": primero, le sugiero que se identifique para facilitar el diálogo.

    Segundo, lo invito a que investigue cuándo y bajo qué sistema esos países que usted menciona crearon su riqueza, la que les permitió un experimento desastroso del cual hoy intentan salir.

    Sin ir muy lejos, le recomiendo que lea hoy el artículo sobre Suecia y el Estado benefactor que viene en el suplemento del Wall Street Journal.

    En fin, aclararse ideas es tarea individual, pero espero que los puntos anteriores lo ayuden en ese objetivo (si es que acaso forma parte de sus metas).

    Saludos a todos.

    By Blogger Marta Yolanda Díaz-Durán Alvarado, at 5:17 p. m.  

  • Como que picaste un hormiguero Martita.
    Conmigo siempre hay dudas y preguntas y hasta respuestas si son aceptadas o no esa es otra historia. Hay una cancion en ingles que se llama EVERY BODY WANTS TO RULE THE WORLD yo voy a escribir una que se titulara EVERY BODY WANTS TO BE RIGHT.
    Esta cacion se la voy a dedicar a los eruditos, a los estudiosos y va asi mas o menos:

    EVERY BODY WANTS TO BE RIGHT
    EVEN YOU
    SCHOLAR SCHOLAR
    TELL ME WHAT'S GOING ON
    I'LL TELL WHAT'S GOING ON
    WELFARE STATE HERE AND THERE
    WHAT'S THE DIFFERENCE
    THERE ISN'T NONE
    MONEY GOING HERE AND THERE
    KEEP UP THE STATUS QUO
    SCHOLAR SCHOLAR
    WHAT GOOD ARE YOU
    TOO MUCH KNOWLEDGE
    WHAT DO YOU DO WITH IT
    ROUND AND ROUND IT GOES
    WHERE IT STOPS NOT EVEN YOU KNOW
    OR DO YOU
    EVERY BODY WANTS TO BE RIGHT
    EVEN YOU
    SHOW YOU'RE RIGHT
    ACT
    LEAD THE WAY
    OR YOU TOO BUSY
    TOO SCARED
    EVERY BODY WANTS TO BE RIGHT
    ARE YOU SCHOLAR
    (YA SOLO ME FALTA LA MUSICA JAJAJA:)

    Pasando a otra nota me gusto la linea de Enrique "reenfocar el panorama" y la de kaibilight 95% y 5% I got the message.

    WISH YOU THE BEST MARTA YOLANDA
    LOVE YOUR PROGRAM,
    TU AMIGO INVISIBLE
    GERSON

    By Anonymous Anónimo, at 5:27 p. m.  

  • Estimada Martha Yolanda,

    Muy atentamente escuché el programa de ayer con tus invitados, y grande fue mi sorpresa al escucharte descalificar y menospreciar a Margarita Carrera! Esto no es muy común en tí, estoy realmente sorprendida!, ya que generalmente nos muestras los dos lados de la moneda, sin embargo, tu fuiste tajante y lapidaria sin querer siquiera mencionar lo que Margarita tiene que decir. Como es posible que lo que dicen tus invitados si lo veas como una verdad absoluta? Estoy de acuerdo en que hay evidencia, y todo eso de Gerardi realmente apesta, pero realmente tus invitados no terminan de decir todo lo que saben. y esto me parece (a mi en lo personal) como que ya viene la segunda edición del libro de los señores y es simplemente un mercadeo anticipado (o campaña de expectación?) para dicho libro.

    Lamento realmente que siendo tu tan respetuosa del derecho del otro, hayas descalificado de ésa manera a quién no piensa como tu ni tus invitados. A mi en lo personal me gustaría que Margarita fuera tu invitada y que la cuestionaras cara a cara respecto al tema.

    Y hablando de invitados imposibles, por qué no invitas a la señora de madreselva? Magalí? también sería interesante lo que ella tiene que decir o no?

    Estoy de acuerdo en que es tu programa y tu decides a quién invitar y que verdades promover, pero creo que el espacio se puede aprovechar mejor.

    Gracias por la oportunidad.

    Vicky

    By Blogger Unknown, at 2:11 p. m.  

  • Vicky:

    Ante todo, gracias por tus comentarios y audiencia.

    Entiendo tu molestia, sin embargo dije lo que los hechos, comprobables y verificables, muestran. No hay que leer el libro de Maite y Bertrand para comprobarlo: basta con leer la sentencia. No sé si Maite y Bertrand tienen pensado una segunda parte del libro. Lamentablemente, creo que no, ya que ahora se encuentran inmersos en otros proyectos.

    En ningún momento descalifiqué a Margarita Carrera como lo que es: una de las más relevantes escritoras de nuestro país. Pero, sin duda, como investigadora, al menos en este caso, dejó que la ganara la ficción. ¿O la emoción?

    Recuerden que en el programa somos claros en uno de nuestros principales objetivos: aclarar las ideas. Espacios para presentar falacias, lamentablemente, sobran en Guatemala. Magalí Rey Rosa no necesita de mi para presentar su punto de vista: lo presenta en su columna en Prensa Libre todas las semanas.

    El tiempo es escaso, y hay que aprovecharlo de la mejor manera posible.

    Saludos y espero seguir contando contigo y tus comentarios.

    MY

    By Blogger Marta Yolanda Díaz-Durán Alvarado, at 3:49 p. m.  

  • Gracias Martha Yolanda por haberme contestado tan rápido! ya no revisé ayer porque no me imaginé que tuviera tan pronta respuesta, te felicito!

    Mi punto en pedirte que invites a Margarita Carrera es para que ella defienda su punto de vista y tu la puedas cuestionar con los elementos con los que cuentas, no quiero entrar en polémica, pero si me gustaría saber las diferencias entre una y otra versión. Si a Margarita le ganó la emoción a mayte y bertrand les ganó el oportunismo, y ése es el punto que me gustaría que se aclarara.

    Todo mundo tiene derecho de ganarse la vida como mejor le conviene, pero realmente me parece incorrecto como lo hacen tus invitados.

    Gcs!

    By Blogger Unknown, at 1:50 p. m.  

  • No es lo que duele lo que duele sino el pensamiento absurdo de no saber con certeza que es lo que causa el dolor
    hasta que razono y asi magicamente pero con trabajo se presenta el alisiente, el antidoto, el calmante y se lleva esa presion negativa que como una sombra maligna continua su acecha y busca la oportunidad del enfreantamiento y asi dia a dia los poderes siguen su rutina al igual que yo y tu y todos.
    Todos Feliz descanso... en un terreno llamado Guatemala donde lo claro es oscuro y lo oscuro es claro, donde (aunque ud. no lo crea) DIOS VIVE!
    TE AMO GUATE TIERRA MADRE MIA HASTA LA ETERNIDAD!!!!

    gerod

    By Anonymous Anónimo, at 3:04 p. m.  

  • Ánimo Gerson: la vida nos presenta retos, sí, pero la vida es hermosa. Un placer.

    Vicky, gracias por estar con nosotros en el debate.

    A las órdenes.

    : ]

    MY

    By Blogger Marta Yolanda Díaz-Durán Alvarado, at 4:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home