Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

3.02.2008

Pronada


Yo confieso ante ustedes, poderosos lectores, que fui burócrata estatal. El lado oscuro de mi vida que transcurrió entre febrero de 1996 y abril de 1998, paradójicamente, contribuyó a llevar algo de luz a cientos de miles de niños, de niñas, que hoy miran oscurecerse su futuro al desaparecer el sistema de Pronade: el más exitoso programa educativo que ha existido en Guatemala. Un excelente ejemplo de lo que es la descentralización, más allá del papel y del discurso.

La clave del éxito del Pronade está en el traslado directo de parte de nuestros tributos a padres de familia, en el área rural en su mayoría, para la educación de sus hijos. De esta manera, los progenitores se convierten en los responsables de administrar los recursos. Los fondos se entregan a los demandantes del servicio, quienes son los más interesados en que sus hijos se eduquen, y no a quienes lo prestan: los maestros. Esta estrategia, además de educar, contribuye a erradicar la corrupción, entre otros lados, en la asignación de plazas. Razón por la cual, imagino, Joviel Acevedo y los actuales gobernantes desean acabarlo. Sepultarlo.

Al ser los padres de familia quienes contratan a los educadores, se logra que el servicio que prestan los docentes sea más eficiente y efectivo. ¿Por qué? Porque cuando el empleador se encuentra cerca del empleado, supervisando que se cumpla con la tarea, los resultados son mejores que cuando se encuentra a cientos de kilómetros de donde se hace el trabajo. Léase: un burócrata (también empleado) desde su escritorio en el Ministerio de Educación. Alguien a quien poco le va a interesar qué pase con la educación de otros que no sean sus hijos.

Por supuesto, creo que la educación debe ser independiente del Estado: ese conjunto de normas que otorgan poder a unos para hacer valer los derechos individuales de todos. Educar es una obligación que corresponde a los padres mientras los hijos son menores de edad, y luego, ya adultos, es nuestra responsabilidad continuar ese proceso que termina al morir.

La educación estatal es lo mismo que educación controlada, lo cual explica claramente Alberto Benegas Lynch (h): “los sistemas educativos controlados políticamente, tarde o temprano inculcan doctrinas vinculadas a la supremacía del estado, ya sea el derecho divino de los reyes o a través de la voluntad popular de la democracia”. Una vez esa doctrina ha sido aceptada, se constituye en una tarea sobrehumana intentar frenar la influencia decisiva que ejerce el poder político en la vida de los ciudadanos, los cuales terminan convertidos en miserables esclavos con el cerebro lavado.

Sin embargo, al menos Pronade ha permitido, dentro del sistema perverso del Welfare State, que cientos de miles de futuros ciudadanos aprendan herramientas básicas, como leer y escribir, que les van a facilitar su vida. ¿Por qué ahora el gobierno socialdemócrata de Álvaro Colom los deja sin nada?


Articulo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 25 de febrero de 2008. La fotografía la tomé el martes 1 de enero de 2008, en Coatzacoalcos, en el Estado de Veracruz, México. En la imagen aparecen María Dolores Arias en compañía de su sobrino mayor, Alí Alberto Arias.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

  • Lo dificil que es que estos paises den un paso adelante y lo facil que dan 10 hacia atras. Yo me dedico a la agricultura y tengo mucho contacto con personas del area rural. La aldea El Jobo, Taxisco, Santa Rosa, cuenta o contaba con una escuela de Pronade, verdaderamente da tanta alegria ver a los niños todos los dias recibiendo clases, hace 3 años iniciaron basicos, eso les da muchas oportunidades a los jovenes que ya no se resignan a un sexto grado. A unos pocos kilometros esta la aldea Violetas, con escuela del Ministerio, en la que no exagero al decir que faltan al menos un dia a la semana si no dos, han llegado al descaro de tener maestros que van a la universidad el viernes, por lo que jamas llegan ese dia. Alguien puede creen que un dia no es mucho, pero es la quinta parte, a ver si a ese maestro le gustaria que su cheque llegara con un 20% menos. La lastima es que los padres son personas decentes y trabajadoras que pueden venir a la capital y pintar paredes y limitar la locomocion de lo capitalinos. Gracias por ser la voz de tantos niños que han tenido una mejor educacion gracias al Pronade.
    Saludos
    Lazaro Chacon Pearse

    By Anonymous Lazaro Chacon, at 6:53 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home