Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

2.17.2007

Las adopciones, ¿un tema ideológico?


Ideología: qué fácil es reducir a tan manipulada palabra, utilizada por la gente, lo sepan o no, influenciada por el pensamiento marxista de la confrontación: de clases, etnias, sexos… Simple enfrentamiento. Cuando lo que precisamente promueve el liberalismo es totalmente lo contrario: cooperación pacífica.

Ahora, pretenden estirar esta visión del mundo hasta el mismo tema de las adopciones, en donde ponen en juego el bienestar de miles de niños. Y todo, por la envidia. Si tanto les preocupa lo que ganan los notarios, en lugar de aumentar los trámites y las regulaciones, deberían eliminarlas y, simplemente, dejar el proceso en lo que debería de ser: un contrato privado entre los padres biológicos que dan en adopción y los que desean hacer suyos los hijos que otros tuvieron. Niños cuyos padres no los quieren o, por el contrario, los quieren tanto que consideran que van a tener mejores oportunidades en otro hogar.

Caso excepcional serían los niños abandonados con padres desconocidos. Sin embargo, en ese caso, lo ideal sería que se encargaran de ellos casa hogares privadas, mantenidas de forma voluntaria por tanta gente solidaria que hay en todas las sociedades.

¿Cuáles serán las verdaderas razones que mueven esa campaña que acabará con la institución formal de la adopción en Guatemala?

Lástima que entre los mismos reporteros y periodistas de nuestro país existen tantos prejuicios y resentimiento que no les permite ser objetivos e investigar qué ha pasado en los países que adoptaron la legislación que promueven los burócratas de UNICEF. Descubrirían a quiénes les arruinó la vida.

La ironía es que las peores manos en las que pueden estar estos niños (las del abstracto Estado, que al final termina siendo un burócrata cualquiera, desmotivado y sin incentivos), son en las que pretenden los bienintencionados tramitadores de UNICEF, poner el destino de tantas criaturas que podrían vivir bajo condiciones envidiables por los habitantes de países tercermundistas como el nuestro.

Y luego pretenden que les creamos que es por el bien de los infantes. Mentirosos.

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

  • Entiendo tu punto de vista pero han habido muchos casos en los que los niños adoptados han pasado de un infierno a otro peor por distintos temas, padres adoptivos maltratadores o abusadores, trata de blancas, extraccion de organos... y es eso precisamente lo que se debe evitar, debe haber un proceso regulado por una autoridad para proteger a los menores.

    By Anonymous jcab, at 6:31 a.m.  

  • El problema es, precisamente, el exceso de regulación y la intromisión de los gobernantes en la esfera privada de las personas. Certeza jurídica y solucionar los problemas, no los conseguimos con más restricciones y más burocracia.

    By Blogger Marta Yolanda Díaz-Durán A., at 2:54 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home