Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

12.16.2005

Es imposible

Es imposible pedirle al sol que abandone al cielo. Es imposible. Así como imposible es pedirme que te olvide un solo instante.

Es imposible esperar que un bebe no llore. Es imposible. Tan imposible como esperar que una lágrima no recorra mi rostro cuando te extraño.

Al abrazarte te siento tan cerca de mí ser que es imposible no sentir como entras en él y lo llenas hasta el último de sus rincones.

Un segundo que no piense en ti… eso… eso… es imposible. Total y plenamente imposible.

Esperar que el océano no llegue a la playa y bañe la arena con sus aguas impetuosas, a veces, calmadas, otras, es nada más que imposible. Convertirme en ese mar que pretende alcanzar tu inmensidad, ¿qué tiene de imposible?

Si te tengo junto a mí, pedir por algo más, sin lugar a dudas, es imposible.

Y si mañana me pides que te entregue el mundo, veo qué hago para complacerte. De alguna forma lo conseguiría. Algo inventaría. Hasta llegaría a vender mi alma, sin remordimientos, porque vivir sin tu amor es simplemente imposible.

Como imposible es pensar en los años que viví sin conocerte, escuchando “Es imposible” en compañía de la voz del Rey.

Imposible es pensar que alguien más pueda reinar en mi corazón.

Es imposible, imposiblemente imposible.

3 Comments:

  • Qué bueno es ver que sigues sigues dedicando tiempo a la poesía. Es bueno para el alma. ¡Salud!

    By Anonymous Constantino, at 7:35 p.m.  

  • guuuuuuuaaaaaauuuuuuu!

    Lindo :)

    imposible no conmoverse

    By Anonymous Ma. Dolores, at 11:36 a.m.  

  • Imposible no admirar tu temple de acero...

    By Anonymous Anónimo, at 11:24 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home