Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

11.06.2007

Calabozos y dragones


Game over.


La sexta versión de la tridimensional campaña electoral de la era democrática llegó ayer a su fin. En sus marcas, listos, fuera: arranca la séptima edición en versión 4D. En fin, la ganancia anual esperada supera los 40 mil millones de quetzales, obtenidos a la fuerza del trabajo de los tributarios.

Los noveles contendientes, varios de ellos viejos conocidos, empiezan a esbozar sus tácticas para el nuevo enfrentamiento que termina en el año 2011. Comenzaron a prepararse en las más nuevas y sofisticadas técnicas inventadas por la mente humana. Un juego que inicia hoy. Son ilusos quienes creen que las maquinarias electoreras se detienen alguna vez en un Estado benefactor /mercantilista. Al fin, el poder casi ilimitado que otorga, promete cada año que pasa un mayor botín para quien se alza vencedor.

El juego recién terminado dejó un sabor amargo en el ambiente. La estrategia central del enfrentamiento fue tan negra y poco original como la ausencia de color que impera en lo más recóndito de los calabozos de la burocracia estatal.

Un juego que en la actualidad sólo beneficia a los contendientes principales y sus seguidores. Un juego peligroso que puede truncar la felicidad de muchos. Esos muchos, simples espectadores, llamados a participar únicamente para refrendar un sistema político que pareciera restringirlos a elegir el mal, aunque se excusen diciendo que es el menor de los posibles. El problema de voluntariamente participar en ese juego perverso, es que cada cuatro años las opciones son peores.

Coincido con Dagny Taggart, heroína de la célebre novela de Ayn Rand, “La Rebelión de Atlas”, cuando cuestiona y afirma: “¿De qué se trata entonces? ¿De la fe en contra de la verdad? Y, comprendiendo que parte de su celo en creer tenía como origen su temor a saber, se impuso la tarea de enterarse de todo, con un sentido de la rectitud más limpio y más tranquilo que el representado por el autoengaño que se había impuesto antes”.

Una sociedad basada en el respeto, la construiremos hasta que dejemos de vivir en una fantasía poblada de supuestos ángeles que luchan a muerte contra los demonios y dragones que pueblan los oscuros calabozos de la entramada politiquera.

Total, “En la agitada nación fronteriza de Stormreach, conocida como Guatemala en el mundo fantástico de los hechiceros de la costa, hierve una caldera repleta de ambiciones, conspiraciones y complots aparentemente secretos, para apoderarse de las escasas riquezas producidas por unos pocos valientes que se han arriesgado a crear aún contra corriente. El peligro acecha. Algunos exploradores se aventuran en la peligrosa excursión en búsqueda de la verdad, la cual puede resultar en una historia de muerte y destrucción. ¿Descubriremos la terrible amenaza que se cierne sobre nuestro presente y futuro? ¿La vamos a enfrentar con la herramienta más poderosa al servicio del ser humano, la razón?


Start over.

Artículo publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 5 de noviembre de 2007.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

  • Ahora ya eres experta en clonacion!!!!!

    Clonaste a la chalana!!!

    Y con respecto a Stein mejor ni lo menciones todo mundo hasta He-Man
    rey del universo sabe que ese don?
    es hue........rfano de la politica.
    Pobre criatura no sabe si va o biene.
    Al fin, hay que preparar la pluma la espada y la cruz!!!

    Esta es una gran nacion!!!????!!!

    By Anonymous Anónimo, at 8:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home