Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

1.14.2009

En tanto que...


Nota: este artículo fue publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 3 de noviembre de 2008. La fotografía la tomé el 25 de diciembre de 2008, mientras leía la más reciente novela de Francisco Pérez de Antón: "El sueño de los justos".



La revista Gallo de Federico García Lorca (con apenas dos números publicados) es reproducida de nuevo, el mecanismo de Antikithira (aparato más antiguo para observaciones astronómicas) nos descubre el avance científico que existía dos siglos antes de Jesucristo, y Microsoft y una compañía de telecomunicaciones lanzaron Voype, para competir con Skype; en España, Luis Collado, ejecutivo de Google, pronosticó que en unos años toda la música producida cabrá en un dispositivo del tamaño de la palma de la mano, y poco después, toda la producción audiovisual. A pesar de la crisis, la tecnología avanza para beneficio de todos, ¿por qué? ¿Gracias a quiénes? ¿Qué los motiva? En fin, una Revolución de la cual somos parte que, en el largo plazo, va a ser mucho más importante que la crisis que actualmente vivimos.

Mientras los políticos europeos están preocupados por la indiscreción de algunos miembros de las redes sociales virtuales, y están pensando cómo regularlas, me pregunto, ¿acaso la gente no divulga, libremente, lo que desea en estos espacios? ¿Por qué se quieren inmiscuir los gobernantes? De nuevo, confirmo lo que tantas veces he escrito y dicho: la principal víctima del Estado Benefactor, es la responsabilidad individual. No existen los abandonados por el sistema, sólo los contaminados por los incentivos perversos propios del Welfare State.

¿Por qué hay quienes se extrañan de que los empleados de las empresas financieras quebradas hayan ignorando las señales de que algo estaba pudriéndose en SU mercado? Contaban con que papá gobierno saldría a rescatarlos. Como así lo hizo.

El año pasado, en el que viajé a Los Ángeles con Jorge Jacobs, aprovechamos para visitar el Page Museum. Recuerdo de esa visita dos cosas en especial: primero, que el científico que nos guió en el tour explicó que a la fecha han habido por lo menos 17 ciclos climáticos en el mundo, y que sólo en tres de estos hubo presencia humana. Y, segundo, la mención de que los dinosaurios no desaparecieron, sino evolucionaron convirtiéndose en aves. Hoy, hay más pruebas que confirman ambas teorías.

Un grupo de científicos logró borrar la memoria de unos ratones genéticamente modificados. ¿Será éste el preámbulo para un eternal sunshine of the spotless mind? ¿Podremos elegir qué recuerdos conservar? ¿Vale la pena borrar el dolor que nos ha hecho evolucionar?

Y mientras, ¿qué sucede en Guatemala, donde lo inimaginable suele ser parte de nuestra vida cotidiana? ¿Lar donde el aumento de la criminalidad es parte de nuestra existencia, y las mentiras descaradas de los políticos y los gobernantes inundan los medios de comunicación? Pues, además de que llueven avionetas (no quetzales) sobre Tecún Umán, ya llegaron el frío propio de fin de año, los vientos que se llevan parte de nuestras inquietudes, y, a mi parecer, uno de los fenómenos más bellos de nuestro terruño: un cielo celeste, de puro blues: luminoso e inspirador.

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Comments:

  • Crimen contra la humanidad
    De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a navegación, búsqueda
    La definición de crimen contra la humanidad o crimen de lesa humanidad recogida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualesquiera actos inhumanos que causen graves sufrimientos o atenten contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.

    Este tipo de delito, tal como el propio Estatuto de Roma lo establece, no sólo lo comete un Estado sino también una "organización política"; por tanto aquellos crímenes tales como atentados, secuestros, torturas y asesinatos cometidos por una organización terrorista o guerrillerra también pueden ser encuadrados como crimen de lesa humanidad. Estos actos también se denominan crímenes de lesa humanidad. Leso significa agraviado, lastimado, ofendido: de allí que crimen de lesa humanidad aluda a un crimen que ofende, agravia, injuria a la Humanidad en su conjunto.

    By Anonymous Anónimo, at 1:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home