Principios / Marta Yolanda Díaz-Durán A.

9.17.2009

Desgano


Nota: Este artículo fue publicado en el diario guatemalteco “Siglo Veintiuno”, el lunes 8 de diciembre de 2008. Como ya lo comenté, me estoy poniendo al día con mis lectores. Y sigo sorprendida de los extraños designios del azar, porque lo que publico hoy, lo podría haber escrito también hoy. La fotografía la tomó Alex Quezada en el aniversario de “Bohemio”, el 3 de abril de 2009.



Hoy, después de leer los diarios y visitar, como ya se me ha hecho costumbre, alguno que otro blog, decidí, a regañadientes, sentarme a escribir. En fin, es parte de mi día a día. ¿Por qué, en diciembre, el mes más maravilloso del año, dicen algunos, me encuentro con poco ánimo de escribir sobre la actualidad mundial, no se diga la nacional? Veamos…

Mientras los habitantes de Guatemala, y otros países, nos encontramos perdidos ante el aumento de la criminalidad en nuestras sociedades, caracterizado por pleitos entre narcos, robos y asesinatos en plena calle, secuestros indiscriminados, extorsiones al por mayor, jueces y policías corruptos… ¿Cuál es la solución inteligente del señor Presidente, Álvaro Colom? Hacer un pacto, firmar un acuerdo. Pregunto: ¿con quiénes? ¿Con los criminales? Una propuesta absurda, como tantas otras ocurrencias de los socialdemócratas, acompañada de la mentira descarada de que no hay fondos para seguridad. ¿Cuál cree Colom que es la razón primigenia por la cual tributamos?

Mientras se pierden empleos, otrora productivos, y disminuye el poco crecimiento económico ¿cómo se entretienen los diputados? Aprobando más préstamos, más impuestos y dándole el visto bueno a un Presupuesto de despilfarro estatal descabellado. Por supuesto, como ya es costumbre, utilizan de excusa a los ancianos, a los niños, a las mujeres… A los oprimidos… A los sujetos subalternos… A los hijos desprotegidos… Total, para Colom, es válido el robo a las minorías, si la mayoría lo aprueba democráticamente. Claro, al final sólo sale beneficiado el grupo minoritario de los serviles al gobernante.

A pesar de todo, mi visión optimista de estos momentos me hace pensar que somos testigos del final de la utopía del siglo veinte: el Estado Benefactor/Mercantilista. Por supuesto que este sistema no va a morir fácilmente. Son demasiados los intereses creados, los privilegios, los vicios y las existencias acomodadas de aquellos que han vivido de gorrones y no conocen otra forma de sobrevivir. Ya sea el gobernante de turno, el exquisito burócrata de algún organismo internacional, el líder del grupo de presión de moda o el empresaurio que ha hecho su fortuna gracias a los privilegios que le han otorgado sus amigos en el ejercicio del poder. O puede ser que ni siquiera sean amigos: sólo asociados con quienes han hecho buenos negocios, ya sea financiando sus campañas políticas o compartiendo solidariamente sus dineros mal habidos o ilegítimamente obtenidos.


Como cada vez me topo con más tonterías, en especial en los diarios, prefiero creer que escribo para quienes me van a leer dentro de 10, 100, 1000 años… Para los habitantes de un futuro relativamente cercano, o tal vez lejano, que tengan curiosidad por entender y aprender de los tiempos que nos tocó vivir. No sé, tal vez para esas fechas, los humanos hayan pasado por momento más difíciles que hagan ver insignificante la mentada, manoseada y tergiversada crisis actual.

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

  • Increible, es como si lo hubieras escrito hoy. Pero debemos seguir con actitud positiva, porque no podemos cambiar las acciones de los otros, pero si las nuestras.

    Saludos,

    Jenifer Castillo

    By Anonymous Anónimo, at 1:24 p. m.  

  • me da gusto leerle por aqui, hay chance de reflexionar sus escritos, la oigo en libertopolis, pero no es lo mismo. Es cierto a veces el ánimo se baja un poco ante la impotencia de ver que no cambia la situación sobre todo la violenta, mi hijo esta creciendo con eso y ya todo es normal horroroso... en fin le deseo lo mejor y espero todo se vaya solucionando para usted. mi apoyo siempre auque sea en la distancia.

    By Blogger WARATE, at 9:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home